Investigadores de Ciencias Básicas, Ingeniería y Tecnología participan en el "Diseño e instalación de una planta piloto para la evaluación de catalizadores de reformación catalítica de naftas", única en su tipo en América Latina

La Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) signó un convenio específico de colaboración con la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y el Instituto Tecnológico de Pachuca (ITP), Hidalgo, a través del cual las tres instituciones ejercerán un  monto de 35 millones de pesos para desarrollar el proyecto de investigación “Diseño e instalación de una planta piloto para la evaluación de catalizadores de reformación catalítica de naftas”, con número de registro 166571 ante el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En la firma de este convenio tripartita, realizada en las instalaciones de la UAEH,  estuvieron presentes los rectores Dr. Víctor Job Paredes Cuahquentzi y  Mtro. Humberto  Augusto Veras Godoy  de la UAT y  UAEH, respectivamente, la Mtra. Gloria Edith Palacios Almón, Directora del ITP, e investigadores que participan en dicho proyecto.

Durante su intervención, el Dr. Víctor Job Paredes puntualizó que al establecer esta alianza se hermana a las instituciones involucradas y se posibilita el desarrollo de la investigación en proyectos tecnológicos que permitan conocer las condiciones operativas adecuadas y comparar el rendimiento que reportan los catalizadores ofrecidos por diferentes proveedores a Petróleos Mexicanos (Pemex) Refinación.

El Rector de la UAT sostuvo: “Este convenio vale tres veces más de lo que está signado, por el tiempo que se llevó para integrarse y porque tuvieron que competir contra  instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Mexicano del Petróleo, en donde los investigadores ya tienen el contexto y la primicia de la información en este campo”.

Agregó que la suerte se da a quienes más trabajan y las alianzas contribuyen a mejorar la actividad y a lograr que los avances sean más rápidos en la consecución del objetivo trazado.

Con el financiamiento otorgado por el Conacyt se abrirá una planta piloto para poder evaluar los catalizadores empleados en la reformación catalítica de naftas. Este será el tercer centro a nivel mundial, pues ya hay dos ubicados en Holanda y Noruega, y será el primero en su tipo en América Latina.

Los programas que participan de la UAT son la Licenciatura y el Posgrado (Maestría y Doctorado) de Ingeniería Química, y los investigadores  que intervienen de manera directa son los doctores Ángel Castro Aguero, Fernando Pérez Villaseñor, Arturo Ortiz Arroyo y Friné López Medina.

Al conjuntar esfuerzos, el financiamiento otorgado a las tres  instituciones educativas se distribuirá de la siguiente forma: Corresponde a la UAEH, como institución líder del proyecto, la cantidad de 30 millones 870 mil 515 pesos, monto que, entre otros rubros, será destinado para la adquisición de la planta piloto y su instalación en las facilidades del Parque Científico  Tecnológico y Cultural de la Autónoma de Hidalgo.

Para la Universidad Autónoma de Tlaxcala el financiamiento será de tres millones 208 mil 271 pesos. La Institución será responsable de la propuesta de innovación con el laboratorio para pruebas de atrición y el laboratorio virtual de hidrodinámica y resistencia mecánica de catalizadores.

El Instituto Tecnológico de Pachuca apoyará con los programas de capacitación y el laboratorio virtual de ingeniería de procesos y control catalítico, para lo cual se prevé aplicar un millón 1 mil 716 pesos.

Por parte de la UAT acompañaron al Rector, la Mtra. Verónica Hernández Ruiz, Coordinadora de la División de Ciencias Básicas, Ingeniería y Tecnología; el Mtro. Marlon Luna Sánchez, Director de la Facultad de Ciencias Básicas, Ingeniería y Tecnología, y los investigadores Dr. Ángel Castro Aguero, Dr. Fernando Pérez Villaseñor y Dr. Arturo Ortiz Arroyo.

Con la instalación del Centro de Evaluación Catalítica, al servicio de Pemex Refinación, en la UAEH y la realización del proyecto conjunto con la UAT y el ITP, se busca: crear infraestructura de punta tecnológica para la prestación de servicios técnicos altamente especializados; establecer un centro de referencia catalítica para empresas petroleras del Continente Americano.

De igual forma, apoyar directamente la formación de recursos humanos de alto nivel de especialización, crear fuentes de empleo directo e indirecto, instaurar un modelo de vinculación empresa-universidad, único en su tipo en el país y ejemplo para otras instituciones de educación superior.

También, desarrollar un centro de apoyo científico y tecnológico que se encuentra en consonancia con la futura instalación de la Refinería del Bicentenario, en la región de Tula, Hidalgo, y con la vocación energética e industrial de la región; aplicar elementos de innovación tecnológica, como el laboratorio de hidrodinámica y resistencia mecánica para evaluar los problemas de atrición de catalizadores, durante la etapa de fluidización en el sistema de reacción.

Asimismo, propiciar la participación directa de instituciones con una matrícula conjunta superior a 2 mil estudiantes en programas de estudio de los niveles de licenciatura, maestría y doctorado, que se encuentran relacionados con las necesidades de especialización técnica de Pemex Refinación; la vinculación internacional a través de proyectos científicos de colaboración, teniendo como puntos de enlace a las instituciones involucradas y sus investigadores; y la participación en congresos nacionales e internacionales para intercambiar experiencias con grupos de trabajo líderes en temas de catálisis.

Además de recibir infraestructura para los estudios hidrodinámicos de los catalizadores, otro beneficio que se obtendrá será el fortalecimiento de la vinculación interinstitucional  entre la Autónoma de Tlaxcala, la Autónoma del Estado de Hidalgo y el Instituto Tecnológico de Pachuca. El convenio también prevé el otorgamiento de becas para estudios de posgrado y se impulsará la movilidad estudiantil y docente así como la proyección a nivel nacional e internacional de nuestros investigadores.

Comparte el boletín