La UAT es sede del XII Coloquio Internacional sobre Otopames que agrupa a las culturas pame, chichimeca-jonaz, otomí, mazahua, matlaltzinca y ocuilteca

"A ver si los pueblos de antes nos enseñan de otra manera, en otro contexto y en otra civilización, cómo debe comportarse la sociedad contemporánea, pues hoy vivimos una crisis de dimensiones incalculables, pareciera que hemos entrado en un estado de anomia", sostuvo el Dr. Serafín Ortiz Ortiz, Rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, al inaugurar el XII Coloquio Internacional sobre Otopames, el cual tiene como objetivo estudiar el legado y la realidad sociocultural de los grupos étnicos pame, chichimeca-jonaz, otomí, mazahua, matlaltzinca y ocuilteca, todas pertenecientes a la familia otopame.

Ante participantes provenientes de diversas instituciones del país, el Dr. Serafín Ortiz Ortiz consideró que se vive una violencia estructural e intersubjetiva, es decir, la violencia reina en diferentes ámbitos de la sociedad mexicana, por ello preguntó: "¿qué experiencias pudieran ilustrarse para saber cómo deben tomarse decisiones y encontrar una mejor pauta de comportamiento de los sujetos?".

Enseguida, el Rector de la UAT señaló que de la experiencia de la convivencia, puede encontrarse respuesta al cómo poder coexistir en un mundo con una relativa calma y paz y que permita una relativa organización y ordenamiento para la resolución de las necesidades específicas de cada sociedad. Además, acotó que las extrapolaciones no siempre son saludables y resuelven problemas diferentes con características distintas pero es probable encontrar una solución para salir de este laberinto de la violencia que vive el país.

Elogió el esfuerzo de los organizadores de este coloquio para abrir una amplia reflexión de un aspecto de la cultura mexicana que es de gran trascendencia por el legado de los grupos étnicos de mayor antigüedad en el país.

En tanto, la Dra. Enriqueta Cerón, académica de la Universidad Veracruzana, al presentar la semblanza de este coloquio, especificó que en esta ocasión el coloquio ofrece un sentido homenaje a las investigadoras Carmen Aguilera y Yolanda Ramos, quienes han hecho aportaciones significativas a la investigación de los Otopames.

Recordó que en la última década del siglo XX estaban concientes de la poca importancia que se daba a grupos Otopames a nivel nacional en contraposición con los estudios de que eran objeto grupos nahuas y mayas, por lo que era necesario destacar la contribución de los Otopames en la historia antigua de México y estudiar su situación actual.

Por ello, en 1994 inició, con miembros del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, y de las universidades autónomas del Estado de México, Querétaro e Hidalgo, se formó el comité organizador del Coloquio sobre Otopames, y al paso del tiempo se han integrado numerosas instituciones.

Esto implicó, abundó la Dra. Enriqueta Cerón, establecer un contacto con hablantes de la seis lenguas que todavía se hablan en México y con descendientes suyos que guardan rasgos culturales de sus antepasados así como con especialistas de estudios sobre pames, chichimeca-jonaz, otomíes, mazahuas, matlaltzinca y ocuiltecos, grupos indígenas que habitan algunas zonas de Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Michoacán, Guanajuato, San Luis Potosí, Puebla, Veracruz, Tlaxcala y Distrito Federal

Por su parte, el Mtro. Raúl Jiménez Guillén, Presidente del Colegio de Tlaxcala, dijo que no se han dejado de incorporar nuevos elementos y el coloquio se ha convertido en un lugar de discusión y un referente obligado para los interesados en las culturas pames, chichimeca-jonaz, otomí, mazahua, matlaltzinca y ocuilteca, todas ellas integrantes de la familia lingüística Otopames.

La revista Estudios de Cultura Otopame, que editan Yolanda Lastra y Ana María Salazar, ha publicado ponencias magistrales presentadas en los diversos coloquios que se han organizado, y fue a partir de 2004 cuando se estableció que la estructura de los coloquios se fundamentara en la trayectoria académica de los homenajeados.

El coloquio que se realiza este año bajo la coordinación del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias y Estudios Regionales de la UAT, el Colegio de Tlaxcala y la Universidad Nacional Autónoma de México, incluye más de 70 ponencias, presentación de libros, carteles, exposición fotográfica y proyección de video así como una mesa de trabajo en San Juan Ixtenco, municipio del estado de Tlaxcala donde reside la etnia otomí.

Los coloquios sobre Otopames ha propiciado la divulgación de investigaciones sobre temas como alimentación, procesos salud-enfermedad, herbolaria y medicina tradicional, códices, arqueología, antropología física, lingüística, tradición oral, derecho indígena y normatividad, fiestas, carnavales, tradiciones y rituales, sistemas de cargos, organización social y parentesco, sistemas productivos, educación, demografía, ecología, modernización, migración, globalización y su repercusión en los cambios y persistencias culturales en los grupos Otopames.

Las mesas de discusión de este coloquio son Códices y poblamiento prehispánico I, Códices y poblamiento prehispánico II, Cultura popular y desarrollo I, Territorio, cultura e identidad I, Territorio, cultura e identidad II, Lenguas y espacios, Ixtenco-comunidad otomí, Pueblo Otopames y su relación con el estado nacional, Lengua y poder, Cambio climático y sustentabilidad, Cultura popular y desarrollo II, Economía, desarrollo y tenencia de la tierra, Religiosidad y ontologías indígenas I, Religiosidad y ontologías indígenas II, Religiosidad y ontologías indígenas III.

Los libros a presentar son: Cacicazgo y oligarquía en el oriente de Tlaxcala, Matlalcuéyetl, Visiones plurales sobre cultura, ambiente y desarrollo, Vivir invisibles, La resignación cultural entre los otomíes urbanos de Guadalajara, Memoria del IV Coloquio Nacional sobre Otopames, El poblamiento de Querétaro bajo el gobierno otomí s. XVI, Estudios de Cultura Otopame, El espejo otomí. De la etnografía a la antropología psicoanalítica, Gramática y textos del hñöhñö otomí de San Ildefonso Tultepec, Querétaro; Vocabulario piloto del chichimeco jonaz, "Se llamará"" Nombres para niñas y niños en hñöhñö.

En el marco de este coloquio, se entregará el Premio 2010 "Nohemí Quezada", en su cuarta edición, a la mejor licenciatura sobre pueblos Otopames que se otorga a Libertad Mora Martínez de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla para obtener el título de licenciada en Antropología con la tesis "Reconfiguraciones culturales y estrategias de sobrevivencia otomí en San Pablito, Pahuatlán".

Comparte el boletín